<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18233095\x26blogName\x3dElecciones+2006\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://pbizarro2006.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://pbizarro2006.blogspot.com/\x26vt\x3d-1868697737246921581', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

5.26.2006

El error de Mockus

Leyendo la carta que el candidato Antanas Mockus envió al presidente Uribe me quedo pensando en la falta de sensibilidad del ex alcalde. Sensibilidad es un término que uso no con el sentido de 'tacto' o 'cortesía', ni nada parecido, sino de 'talento político': no del efecto que su carta tendría en el presidente sino entre los votantes que deseaba atraer.
Garantías

______Porque esa carta deja una sensación de dejà vu: es el viejo motivo de la falta de garantías para la oposición que tanto explotaron los columnistas en la época en que se aprobaba la reelección. La tendencia consuetudinaria a apropiarse de los significados para usarlos a conveniencia, rasgo de barbarie que el lituano no contradice sino que más bien disfraza.
______Me pregunto si no valdría la pena crear una página de internet en la que se entrevistara a analistas extranjeros, de países desarrollados y de medios prestigiosos, para que explicaran a los colombianos las particularidades de nuestra cultura política. A nadie se le ocurriría decir fuera de Colombia que nada de lo que ocurrió alrededor de la reelección significara una merma de garantías para la oposición, o que en conjunto haya en Colombia menos garantías para la oposición que durante los cuatro gobiernos anteriores.
______La queja por la falta de garantías correspondía a que no había modo de reducir la ventaja del presidente en cuanto a aceptación popular. Es como si yo invito a jugar al póquer a Bill Gates y le exijo que las posibles pérdidas lo afecten igual que a mí.

Democracia sin debates

______En una falacia semejante incurre Mockus con la excusa de la no participación de Uribe en los debates. Esta frase ilustra esa ligereza del ex alcalde: «Su actitud es una decisión personal que genera precedentes preocupantes para la democracia colombiana». Resulta que la democracia es un juego institucional, que el candidato que finalmente sacó casi cincuenta votos por cada uno de Mockus, y que aparte tiene que gobernar, no tiene ninguna obligación de participar en esos debates. Lo normal es que no participar da ventajas a los opositores que pueden presumir de sus argumentos que inspiran miedo al otro.
Mockus tampoco es demócrata

______También se podría decir que el señor Mockus no se ha dignado contestar los comentarios que se han publicado en este blog sobre sus respuestas a entrevistas. Y no es verdad que no los conoce, porque se los he enviado a su página. ¿Que está haciendo campaña y no tiene tiempo de atender a eso? Muy bien: tampoco tiene tiempo Uribe de preparar un debate en el que va a competir con las aptitudes oratorias de unos candidatos a los que aventaja.

Democracia amenazada

______No faltaron los opositores que encontraron ahí la mayor amenaza a la democracia. ¿Son por casualidad del partido que defiende a rajatabla al régimen venezolano, al cubano, las nacionalizaciones de Evo Morales, la solución negociada del conflicto social y armado? Verdaderos maestros de democracia. Habría que viajar a la Kampuchea Democrática de los años setenta para encontrar un «aroma» semejante.

Un síntoma

______Pero en el forcejeo por los votos los reproches de Mockus son justificables, aunque la mención de la democracia refleja esa «licencia» que tienen en Colombia los profesores y políticos con los significados de las palabras. Lo que pasa, y retomo el tema inicial de la «sensibilidad» del ex alcalde y de su grave error, es que el éxito político no podría venirle de hacer oposición contra Uribe, pues ahí resultaba desdibujado y poco atractivo para los votantes opositores.

¿Líneas divisorias?

______La gente del bando afín a las FARC pretende que en Colombia hay una línea divisoria acerca de la «justicia social», cosa bien extraña pues esa gente es la que más dinero recibe, la que menos produce, la que se queda con casi todos los recursos públicos... Yo menciono mucho los crímenes horribles para que no me acusen de elitista. Alguien que llega a caer en una falsedad semejante no es menos criminal que un secuestrador, sólo que está a salvo de incurrir en infracciones penales.

Rechazo del paramilitarismo

______Pero asociada a esa línea divisoria hay otra que es en torno al paramilitarismo: los malos quieren dejar impunes a los paramilitares y contra semejante pretensión se levanta la voz indignada de las personas decentes. ¿Es que acaso esos asesinos tenían objetivos políticos altruistas? ¿Se puede calificar de «políticos» esos crímenes?
______Vuelvo a lo de antes. Los que propagan esa retórica son los verdaderos criminales, son más condenables que los que ponen las bombas, pero la inocencia casi animal del colombiano, sobre todo de aquel al que halagan en las madrasas, hace que fácilmente se preste a reproducir eso. Es el mundo colombiano con sus estratos, el de estrato 1 castra policías, el de estrato 4 repite eso.

Respeto de uno mismo

______Para mí hay una frontera de humanidad que es el respeto de uno mismo. Ojalá entre los que leen blogs haya alguno que se plantee el verdadero alcance de todo eso. ¿Quieren que se castigue a las AUC pero no a las guerrillas? ¿Quieren utilizar la impunidad de las AUC para justificar los crímenes de las guerrillas? ¿Es tan difícil darse cuenta de la responsabilidad criminal de todo eso?
______Ciertamente la impunidad de unos criminales indigna a cualquier persona de bien, pero no tanto como los mismos crímenes. ¿Cómo es que toda esa gente no ha pedido a los guerrilleros que dejen de matar? ¿Son de estrato muy alto y muy cultos y por eso creen que nadie los va a ver como ASESINOS igual que los niños que les obedecen? ¡Qué patanes!

¿De qué lado está Mockus?

______En cuanto se piensa en que la política no es más que la continuación del conflicto por otros medios, el papel de Mockus resulta incomprensible. ¿Qué pretende? Puede decirse que hay un «Yo quiero» que se impone a la retórica, una aspiración y un planteamiento independiente. Pero si la cuestión central, la línea divisoria, es la continuidad de Uribe con sus errores o el cambio por alguien que va a hacer otras cosas, estaremos equivocados todos los que vemos una línea divisoria en torno al deseo del fin de la guerra y de la existencia de bandas armadas.
______La torpeza de Mockus consiste en ser un candidato presidencial que no se hace intérprete de esa visión mayoritaria sino que en lugar de denunciar a los que no condenan rotundamente a la guerrilla denuncia al gobierno que encarna precisamente ese rechazo. ¿Quién va a votar por él? Es muy llamativo que se esfuerce en denunciar el «desaire» de Uribe y no los de Carlos Gaviria, el cual obraba con la misma lógica: ¿para qué enfrentarse con Mockus en los foros de El Tiempo si no tenía nada que ganar? Mockus podría haber ganado votos anticomunistas si hubiera criticado esa conducta de Gaviria (una crítica que sería un puro juego retórico, pero lícito), pero da la impresión de que alguien de su categoría se degradara peleando con un segundón.

Visión lituana

______Yo creo que si los lituanos piensan en Colombia sienten verdadera envidia: un territorio tan extenso, sin frío y sin rusos, con abundancia de infinidad de frutas tropicales y de acceso rápido a todos los placeres sensuales, tiene que resultarles paradisiaco. Si piensan en los colombianos, una gentecita que a pesar de tener todo eso no hace más que matarse y atropellarse, probablemente sientan un desprecio infinito.
______Afortunadamente están lejísimos, porque si supieran que la tendencia general de los colombianos es a considerarse lituanos a la hora de ver a sus compatriotas (aquí hay que incluir a este blog), su desprecio amenazaría con matarlos de la risa. Por eso el nada disfrazado desprecio de Mockus por los colombianos (a los que cree que tiene derecho a quitarles las bebidas alcohólicas y tirarlas al suelo, o a arrojarles vasos de agua a la cara) encuentra muchos admiradores. No se puede negar que el primitivismo de la mayoría de los colombianos clama al cielo, pero esa visión de superioridad «pedagógica» termina sirviendo a ensueños de dominación que tienen mucho que ver con la continuación del molde de la sociedad tradicional.
______Tal vez por eso el hombre honrado y eficiente no termina representando a casi nadie, y sólo trata de salvar la cara después de la humillante derrota del 28 de mayo: porque respecto a los proyectos de dominación basados en la estafa de los derechos y en la concentración de poder en el gremio tutelar, no parece un adversario sino un posible aliado: a fin de cuentas, lejos de hacer frente a su paradigma lo legitima. No amenaza a la burocracia sino que le ofrece una excusa superior, no propone libertades sino prohibiciones, no piensa en la equidad sino en un orden civilizado.
______No, no es lo mismo un orden civilizado que la equidad. Muchas sociedades esclavistas han sido civilizadas, ordenadas, rigurosas, incluso amables. La equidad supone una ciudadanía de individuos con iguales derechos, lo más iguales que la libertad de cada uno permita.
______La equidad es el Leitmotiv de otro ex alcalde de Bogotá que por su visión, también extranjera pero no lituana sino occidental, es el político más promisorio de cuantos figuran hoy en día: Enrique Peñalosa.

5.15.2006

Golpes de efecto y realidades de fondo

Por mucho que haya quienes quieran presentar la propuesta del presidente de despejar territorio a las FARC para negociar la paz como un cambio de rumbo, no hay absolutamente nada de nuevo en ella. Es sólo una jugada hábil con la que el presidente recuerda a todos que siempre ha estado dispuesto a negociar con las guerrillas.
______Sí, sobre todo lo hace para desmontar la típica trama calumniosa de los cobramasacres, según la cual el gobierno se niega a negociar y en cambio se lanza a emprender una guerra contra un sector representativo. ¿Habrá quien recuerde que en 2001 Uribe ni siquiera exigía el cese del despeje? Lo dijo muy claramente: estaba dispuesto a mantener el despeje siempre y cuando las FARC accedieran a un alto el fuego.
______Por tanto, no se trata de ninguna novedad en la guerra ni en la política, sino de un elemento de información para los ciudadanos, algunos de los cuales a lo mejor todavía no se han dado cuenta de que algo como pedir a los guerrilleros que dejen de matar colombianos no lo puede hacer el candidato Gaviria porque se enfrentaría con quienes lo hicieron candidato presidencial.
______Es que en realidad ese señor ha estado trabajando durante muchos años precisamente para que la lucha armada obtenga reconocimiento legal. ¿Cómo pedirle que ahora la desautorice aunque sea por conveniencia electoral?
______En medio de tan repugnantes propósitos destaca como nota de colorido y hedor más intenso la propaganda de los pequeños cobramasacres de los blogs discutiendo si se puede o no negociar con las FARC. ¿Es que al menos ellos han desautorizado alguna vez las masacres que esos psicópatas viven cometiendo? Lo que uno ha leído durante meses en esos blogs y en las columnas de los modelos de esos blogueros es que esas masacres son culpa del gobierno.
______No se pide del candidato que considera que la lucha armada es altruista que diga que no quiere negociar, sólo se pide que exija a la banda terrorista creada por el partido que él representa que se avenga precisamente a negociar sin pretender imponerse por encima de los votos de los ciudadanos.
______En ese sentido, la propuesta del presidente es un envite al ex magistrado cuyo disfraz de Papá Noel combinado con sus siniestras frases lo hacen un personaje de Poe, como el asesino-narrador de La barrica de amontillado.

5.04.2006

La batalla de los votos

Si algo podemos admitir como cierto de la propaganda de la llamada izquierda es que en Colombia estamos desde hace al menos sesenta años en una guerra civil de baja intensidad cuyas motivaciones son ciertamente políticas. Esa guerra está entrecruzada con el acontecer político nacional y pasa por fases sucesivas según la reacción del conjunto social.

Causas políticas del conflicto

______Pensar en eso es ya rechazar la idea de una guerrilla meramente mafiosa o reivindicativa, esperpento que sólo cabe en la cabeza de quienes quieren engañarse o de quienes quieren trabajar para el bando guerrillero sin hacerse cargo de las consecuencias. La guerrilla aspira a tomarse el poder y a imponer la sociedad que desea la llamada izquierda. Pueden echar espumarajos, amenazarnos y hasta matarnos, pero ésa es una verdad incuestionable.

El fermento de la utopía

______Esa guerra civil es ante todo muy parecida a la que experimentaron decenas de países en las décadas que siguieron al final de la segunda guerra mundial y tiene que ver con el ascenso del Imperio soviético, cuyos agentes en cada lugar encontraban intereses a los cuales representar. Los conflictos puntuales en las regiones de colonización podrán tener otros orígenes, como la inseguridad casi inherente a las regiones apartadas y despobladas, pero la organización comunista es ante todo un fenómeno universitario.

Un encuentro fructuoso

______En otras palabras, hay guerrilla porque el comunismo encontró un sector social que aspiraba a prosperar gracias a su ascenso y porque el préstamo de una tecnología tan eficaz como ese potente aparato de propaganda, hegemónico por entonces en las universidades francesas, por no hablar de los grandes recursos imperiales, resultó casi milagroso a la hora de reclutar lagartos que se sumaran a la causa, y después resentidos y envidiosos a los cuales soliviantar.

Persistencia de la lucha

______Y al haber un bando guerrillero las tropas propiamente dichas siempre tenían refuerzos de militantes convencidos y convincentes, de armas, de estructuras de dominio y de muy diverso tipo de información. La desgracia es que en Colombia uno escandaliza cuando dice lo que es obvio, que durante los sesenta y los setenta el castrismo fue absolutamente hegemónico en la vida universitaria y que en gran medida lo sigue siendo. Por no hablar de los medios o de la vida cultural. El hecho de que la mayor figura del país fuera durante décadas un notori promotor de las guerrillas del continente no es casual.

Medio mundo cedió

______Es penoso tener que volver a recordar que ese fenómeno del comunismo estuvo presente en casi todo el mundo en la segunda mitad del siglo, especialmente tras el triunfo de Mao Zedong, que en muchos sitios alcanzó el poder y que con matices y disfraces es el mismo discurso que anima a los inefables dictadores populistas que asuelan a varios países vecinos en estas fechas.

Los clanes de hombres de honor

______Ni siquiera importa el hecho de que el Imperio soviético haya caído ni de que el otro gran imperio comunista haya optado por la economía de mercado (aunque sin democracia): las estructuras que se formaron gracias a la utopía burocrática se mantienen como redes de lealtades personales entre masónicas y mafiosas, siguiendo viejas tradiciones hispánicas.

Las motivaciones profundas

______Y el grupo que sigue animando al bando guerrillero sólo ha usado el marxismo como coartada. De lo que se trata es de asegurarse los puestos públicos y sus rentas para varias generaciones y de imponer una jerarquía social estática. Basta con conocer siquiera superficialmente la sociedad cubana para saber que la retórica comunista sólo es la máscara de una satrapía caribeña de lo más vulgar.

La justicia social incomprensible para el vulgo

______Pero en realidad ni siquiera hace falta llegar a eso: Basta con conocer a esa izquierda colombiana de parásitos hijos y nietos de parásitos acostumbrados a pensionarse a los cuarenta años y a estar por encima de cualquier evaluación y de cualquier productividad para entender que su paraíso utópico sólo es el infierno colombiano notoriamente empeorado.

El bando guerrillero gana poder con los votos

______Y si admitimos que se trata de el forcejeo entre dos modelos de sociedad y que la guerrilla sólo es la expresión del bando guerrillero o totalitario o como se lo quiera llamar, y sobre todo que un triunfo electoral de sus afines significaría un gran avance "militar" de las bandas asesinas (como ocurrió durante el gobierno de Samper), es inevitable llegar a la conclusión de que el resultado electoral es como el de una batalla de grandes proporciones.

La ventaja de los esclavistas

______La desgracia es que la sociedad colombiana está formada ante todo por gente afanada por ocultar su primitivismo y por rehuir la realidad para construirse un paraíso en el que parece que hubiera libertad y que hubiera seguridad. La forma en que se olvida por completo la tragedia del secuestro, en que hay más personas secuestradas que manifestantes contra ese crimen, es un síntoma de eso.

El espejo en que se miran los colombianos

______En realidad ésa es toda la fuerza del bando guerrillero. En la medida en que se ha hecho el defensor de los intereses de las clases parásitas de la sociedad tradicional, de algún modo consigue que sus propagandistas sirvan de modelo al resto de la sociedad. Eso explica la popularidad de los columnistas y figurones que legitiman los crímenes de los niños sicarios de la llamada izquierda: son los millonarios y dandis que los demás querrían ser.

El papel de cada soldado

______El 26 de mayo se librará esa batalla y es previsible, como cosa rara, una resuelta participación de los victimarios, de los esclavistas de siempre, de los rentistas del Estado, de los generosos mejoradores del mundo que desde ya se ganan sueldos millonarios por recitar sus opiniones políticas... Y sin la menor duda, una mayoritaria abstención de las víctimas.

Por eso se mantienen

______Todo es fácil: sin esa indolencia tampoco habría guerrillas, pues si bien éstas cuentan con grandes ventajas para operar, también es cierto que muchos millones de colombianos son susceptibles a la retórica de sus amigos y al mismo tiempo están poco acostumbrados a valorar la libertad y la democracia: la elección de tiranos grotescos en países "hermanos" lo demuestra.

Las fuentes del derecho

______Visto así, es de lo más urgente que asumamos la participación en las elecciones para reelegir a Uribe, pero sobre todo para dejar en clara minoría al candidato del bando cobramasacres como un deber patriótico. No por nacionalismo sino por respeto a nosotros mismos, al deseo de que Colombia sea un país libre y próspero en el que los asesinos o sus mentores no sean los amos. De nuestra determinación de evitar la guerra civil que surgiría de una legitimación de los asesinos. No importa que en realidad los esclavistas no tengan ninguna oportunidad de poner de presidente a su hombre, en tal caso la catástrofe sería segura. Lo que pasa es que es necesario que la sociedad los desautorice. Es que en última instancia lo que se vota es la retórica de la solución negociada, el sueño del bando narcoterrorista de convertir las masacres y secuestros en fuente de derecho, y aun abstenerse ya es una forma de ser cómplices.

4.26.2006

Cuatro años

Quien se tome el trabajo de recordar lo que ocurrió en Colombia entre 1998 y 2002 encontrará muchas razones para entender el raquitismo del apoyo de los candidatos opositores hoy en día. Recientemente Alejandro Gaviria en una respuesta de un post sobre la reelección aseguraba que sin reelección habría otros candidatos que convocarían el apoyo ciudadano, cosa que sólo parece razonable a quien se aleja muy poco de sus modelos teóricos.
______Haciendo a un lado el tema de la reelección, vale la pena que nos detengamos a pensar en lo que fue el proceso del Caguán y en la forma en que dejó ver las inclinaciones profundas de la clase política colombiana, o más bien de las clases altas, pues no se trata sólo de los políticos sino de los periodistas y los llamados académicos y los empleados estatales y los literatos...
______Algún día crecerán colombianos que entiendan el profundo significado de lo que ocurrió entonces: al tiempo que a un candidato presidencial se lo intentaba asesinar 15 veces, los representantes de las instituciones lo señalaban, descalificaban, denunciaban sin pruebas y menospreciaban de todas las maneras posibles, por no hablar de los periodistas, al tiempo que todos procuraban de una manera o de otra congraciarse con quienes ordenaban ese asesinato y muchísimos otros.
______Resumiendo un poco también se puede decir que los opositores de hoy en día son los herederos de esos políticos, cuando no las mismas personas. Lo que ocurrió durante esos meses intensos y fascinantes fue la rebelión del País Nacional contra el País Político, la masiva adhesión al que se pretendía asesinar y el rechazo de toda rendición ante los asesinos.
______Ya me sé la respuesta típica de los partidarios del narcoterrorismo: que uno de esos atentados era fingido por un funcionario ansioso de congraciarse con el gobernante. Es la forma que tienen de tapar que en efecto las FARC intentaron repetidas veces matar al actual presidente y sobre todo que ellos, los opositores, tenían durante esos meses la esperanza de que en alguna ocasión acertaran. Firmando como anónimos o con otros nombres no ocultan el conjunto de sus valores e inclinaciones: son los mismos que desde hace décadas promueven la rendición ante las FARC, que por lo demás sólo son la fuerza de choque de los intelectuales y doctores y académicos o como se quieran llamar.
______Esas personas en su cinismo intentan convencer a los envidiosos e ilusos de que la situación colombiana podría estar mejor si el asesinato de Uribe se hubiera consumado, que era la única forma en que habría sido posible impedir que ganara las elecciones. ¿Cómo estaría Colombia con unas AUC creciendo de forma sostenida y unas instituciones día tras día más débiles ante la embestida de los narcoterroristas y de sus rivales en el narcotráfico.
______Estos cuatro años resultarían a ojos de los colombianos que murieron en tiempos de Pastrana o aun antes sencillamente de ensueño. De los diez secuestros diarios se ha pasado a menos de dos, lo cual sigue siendo espantoso pero con un gobierno de los caguanados podría ser muchísimo peor, salvo porque la respuesta informal habría sido espeluznante, con el apoyo de mucha gente, pues al no haber la menor seriedad en las instituciones la gente se acoge a la salida eficaz que le garantice la supervivencia.
______Ahí seguirán con sus intrigas, calumnias, sofismas y chabacanadas mientras la gente de bien intenta hacer día a día más habitable el país. Hay dos cosas de las que últimamente se discuten que merecen atención. La primera y más importante es la trayectoria del candidato de las FARC. Desgraciadamente el nivel de la discusión es tan precario en Colombia, obviamente por la insuficiencia moral de la mayoría, que nadie se acuerda ya del papel de la Corte Constitucional de Carlos Gaviria y Eduardo Cifuentes tratando de impedir cualquier política que condujera a la derrota de las FARC.
______Recuerdo entre muchas noticias vagas de esa época una sentencia o ponencia que desautorizaba la creación de una red de informantes, pues ¿acaso se pretendía que un bando del conflicto convirtiera a los ciudadanos en sus espías?
______Es ciertamente triste porque un blog es un medio precario, a veces más por quienes lo leen que por quienes escriben en él, y por eso lo que se dice no pasa de ser una serie de exabruptos y argumentaciones rudimentarias. Estoy seguro de que un estudioso serio y dedicado podría encontrar suficientes argumentos para demostrar que el principal frente de las FARC durante los noventa y los primeros años del siglo fue el judicial. ¡Claro, ya nadie recuerda al sindicato de jueces y fiscales declarándose a favor del socialismo, que "aún no ha muerto para la humanidad"!
______Tal vez el único frente que podría competir con el judicial en haber prestado más servicios a las FARC sea el ideológico, generosamente provisto por la gran prensa, sobre todo a partir de la muerte de Hernando Santos y el exilio del actual vicepresidente. Los corruptores del lenguaje y los adulteradores del derecho crearon ese esperpento según el cual el premio de las masacres era una forma lícita de democracia. ¿O es que en un país normal sería imaginable que algo como el despeje del Caguán no cayera por decisión de la instancia judicial que vigila la aplicación de la Constitución?
______Esa corte estaba en realidad en manos de las FARC.
______El otro elemento novedoso es el prestigio del candidato Antanas Mockus. A mí me llama mucho la atención que los defensores de su programa no digan nada del post que publiqué hace poco en este mismo blog acerca de su programa de cien días de gobierno. Parece que la rudimentaria discusión que se puede plantear aquí es demasiado elevada para el candidato de los doctores y pedagogos que pretenden guiar al país.
______Pero sobre todo hay que recordar la trayectoria de ese señor como político respecto al conflicto social y armado. ¿Cuál era su propuesta al respecto cuando optaba a su segunda alcaldía? ¿Y cuándo era aliado de Noemí Sanín y Carlos Lleras de la Fuente para lanzar una "tercería" en 1998? Lo que ha hecho sencillamente es escurrir el bulto y convencer a su público de clase media de que lo que hace falta son cuatro gestos deslumbrantes que convenzan a los moritori de lo bonito que es vivir.
______Se evidencia en el respaldo a ese candidato la pereza de mucha gente a tomarse en serio el problema de supervivencia del Estado y de las instituciones. No importa que ante el primer problema del país, la amenaza de guerra civil, su propuesta sea propiamente circense, sino que dé la apariencia de formalidad y solvencia académica para apoyarlo.
______Nunca olvidaré un artículo de Mario Vargas Llosa sobre los límites de la razón. Decía que según Orwell cada vez que él veía a los obreros luchando con los policías, él no necesitaba saber las causas del conflicto, él siempre estaría con los obreros. Y que según Camus, "Entre la justicia y mi madre siempre preferiré a mi madre". Bueno, algo así podemos plantearnos para entender el sentido de esos opositores: entre los asesinos y sus víctimas yo no necesito pensar mucho en qué habrán hecho, siempre estoy contra los asesinos.
______Los partidarios de Gaviria Díaz no es que estén con los asesinos sino que más bien SON los asesinos, pues los patanes caqueteños que ponen las bombas son sólo el servicio doméstico. Y los de Mockus no saben bien de qué lado están, pero buscan la ocasión de darnos una lección acerca de lo sabios que son.
______Por eso, ante la perspectiva de resurgir de la guerra civil que plantean las guerrillas, que afortunadamente retrocedieron mucho durante estos cuatro años, ellos tienen cosas más importantes que hacer que defender el imperio de la ley y exigir a esas bandas de asesinos que renuncien a imponer nada a los demás colombianos. Hace seis años iban a reunirse con ellos a ver si les daban un buen papel en el país que iban a dominar, y ahora tratan de destruir con las peores artimañas al gobernante que redujo los homicidios a un tercio, permitió un crecimiento económico considerable y aseguró un gran avance institucional.
______Mockus es lo mismo, pero "haciéndose pasito". ¿Cómo es que nadie lo recuerda como un actor decisivo contra las guerrillas, salvo por echar vasos de agua a guerrilleros jubilados? Es porque hay mucha gente que no sabe todavía de qué lado está. No respecto a un gobernante, sino respecto al cese de los asesinatos o a su continuación.
______(En otra ocasión explicaré por qué no hay realmente alternativas a Uribe que no sean de quienes fueron a negociar la venta de los esclavos con los narcoterroristas.

4.04.2006

Los primeros cien días de Antanas Mockus

Me había propuesto comentar las respuestas de los candidatos a la pregunta de la revista Cambio sobre lo que harían en los primeros cien días de gobierno, pero el tiempo fue pasando y con las consultas del «liberalismo» y del Polo «Democrático» la mayoría de ellos dejaron de ser candidatos. De los que contestaron sólo quedan Horacio Serpa y Antanas Mockus, y sobre las respuestas del primero ya escribí un post.
______No tiene especial importancia el hecho de que se dé por descontado que el ex alcalde obtenga finalmente una votación irrisoria en mayo. Es perfectamente posible que el mejor candidato no convenza a nadie. He estado leyendo el programa político de Mockus pero me ha parecido todo de una vaguedad tan tediosa que podría haber sido suscrito por todos los candidatos. De modo que estas respuestas parecen tener más elementos descriptivos de su pensamiento.

El gobierno de la corresponsabilidad
Movilización por la vida, por la productividad y por la legalización de Colombia.
______Los primeros 100 días son para distribuir y coordinar tareas y para ilustrar con acciones iniciales el rumbo del Gobierno. Las máximas transformaciones provienen de la cooperación entre ciudadanía y Estado. Tres movilizaciones ilustran la aplicación del principio de corresponsabilidad:
______Movilización por la vida. Las mujeres logran hacerles reconocer a los hombres que cada vez que se trunca una vida por violencia se destruye gran cantidad de trabajo femenino –ese trabajo a veces poco visible de crianza, cuidado, acompañamiento y amor–. Las mujeres en su aporte a la lucha por la vida esgrimen, además, dos argumentos irrebatibles: todo el dinero del mundo no resucita una vida, todo el poder del mundo no resucita una vida. Colombia comprende a fondo el Artículo 11 de la Constitución: «El derecho a la vida es inviolable. No habrá pena de muerte».
______En cierta medida la última frase explica el resto del párrafo: ¿cuál de los que mueren tiene «derecho a la vida»? ¿No podrían los parientes del occiso reclamar al gobierno? Y en tal caso ¿habría retroactividad? A mí igual se me resuelven mis problemas económicos reclamando al Estado indemnización tras denunciar a los médicos que dejaron morir a mis seres queridos, o en todo caso no fueron capaces de impedir su muerte.
______Porque ¿qué constitución puede garantizar que la gente no se muera? Ya sé que esto parecerá forzado a cualquier contradictor, pero ¿qué tiene que ver la indicación constitucional sobre el derecho a la vida con la campaña de las mujeres contra la violencia? El pedagogo empieza por incurrir en uno de los vicios más penosos de la colombianidad, el recurso a la interpretación caprichosa de las leyes para justificar cualquier cosa. La constitución aclara que para el Estado la vida es inviolable y por tanto no habrá pena de muerte. ¿A qué viene la alusión en el contexto de la campaña que anuncia?
______Ese desliz pintoresco ilustra a la perfección el planteamiento de Mockus, cuya capacidad de ver los límites de la acción del Estado es más bien reducida. No es raro que en su alcaldía se vieran matones arrojando al suelo las botellas y copas de los que bebían alcohol en la calle durante una fiesta, pues la pedagogía cuando parte de la autoridad no se detiene en exceso ante obstáculos anticuados como los derechos de la gente.
______Pero si fuera porque el Estado combate el homicidio, ¿es que no figura en el Código Penal? Parece parte de un consenso mínimo que el problema es la efectiva aplicación de las leyes, y las propuestas de los políticos deberían consistir en medidas concretas que condujeran a ese fin, pero el programa de Mockus es pedagógico, y esa pedagogía, como ya he explicado con la alusión al «derecho a la vida», tiende a trascender los límites del Estado.
______Yendo a la propuesta de movilización por la vida, ¿es que las mujeres no intentan convencer a los hombres de que no se maten? ¿Les hace falta el discurso presidencial para decidirse a hacerlo? ¿Las va a convertir en agentes del Estado?
______Se vuelve a lo mismo: se plantea la elección del jefe del Estado y del gobierno, pero este candidato plantea una reforma que correspondería a la sociedad y no dice nada acerca de lo que harían los organismos estatales. Vamos a atribuirle todas las virtudes a la propuesta, vamos a secundarla, vamos a aleccionar a todas las mujeres que conozcamos para que se movilicen siguiendo la interesante propuesta del profesor Mockus, a quien podremos considerar el líder moral de la nación. Lo que no sabemos es a quién vamos a elegir para presidente.
______En consonancia con esto, la potestad del Estado para usar la fuerza se ejerce estrictamente dentro del marco constitucional y restringe el porte de armas en civiles. La pena de cárcel por homicidio se reduce ligeramente y se adoptan nuevas obligaciones para el victimario: reparar a la familia y a la comunidad. La reducción de homicidios se da también por mayor confianza en la Justicia.
______A mí francamente me fascina la «capacidad» de los colombianos para pasar por alto el sentido de las frases que leen. Los colombianos leyendo parecen como pueblerinos de otra época que ven una película china y no pueden distinguir a un personaje del otro. ¿Cómo se puede interpretar esa primera frase? «En consonancia con esto, la potestad del Estado para usar la fuerza se ejerce estrictamente dentro del marco constitucional» (sí señor, así debe ser, como no hay pena de muerte, los agentes estatales no deben matar a nadie, ningún candidato propone otra cosa) «y» (cómo que «y», ¿qué es lo que se adiciona a esa limitación legal?) «restringe el porte de armas en civiles». ¿Quién restringe el porte de armas en civiles? ¿La potestad? ¿Qué es lo que está diciendo este buen hombre?
______Ya ni siquiera vale la pena acordarse de que se está explicando lo que haría el candidato en sus primeros cien días de gobierno, vamos a forzar una interpretación indulgente de la frase: el Estado no mata a nadie y restringe el porte de armas. ¿Es ésa la parte positiva de la propuesta? ¿Cuando sólo se trata de prometer y sabe que no se llegará a la presidencia, el candidato de la antipolítica no tiene mejor prohibición que proponer? Pero es que aparte es discutible: sin armas la gente está más indefensa respecto a los malhechores. Por bienintencionada que sea la pedagogía, no llega a todo el mundo, más cuando termina otorgando ventajas y rentabilidad a los delincuentes.
______Aquí es casi inevitable una digresión hacia aquello que de todos modos hay que decir en algún momento. La imagen de la restricción de armas se presta perfectamente para explicar en qué consiste esa pedagogía. Es que los doctores que apoyan al ex rector de la Nacional no se detienen demasiado en los matices de la gente que ven por debajo de ellos. Un montón de cabecitas negras a las que hay que poner a formar. Por eso la idea de que «la gente» se mata porque no ha aprendido a respetar las leyes les resulta irresistible. ¿Cuántos colombianos de los que viven en barrios humildes o aun violentos son propensos a usar armas o a atropellar a los demás? Podría apostar a que la proporción no sería mucho mayor que en los barrios ricos. Pero desde el pedestal de los doctores todos son «la gente».
______Y como «la gente» se mata la solución está en adoctrinarla acerca de lo malo que es matarse, recordarles que la Constitución prohíbe la pena de muerte y quitarles las armas con las que se matan. Como ya he explicado, eso en la práctica determina que sólo lleven armas los que las tienen por profesión, pero como el fracaso de una medida semejante pronto significaría más inseguridad y más homicidios, se pasaría a una fase represiva más intensa: no la gestión eficaz de los recursos y la participación ciudadana contra el crimen, sino medidas duras para disciplinar a la gente. ¿Toque de queda? ¿Ley seca? Claro, muchas más cosas. ¿O es que no se habría dado a «la gente» la ocasión de dejar de matarse?
______Pero ¿qué importa esa miopía respecto a la disposición a matarse de «la gente»? Con el mismo sentido se podría dejarla que se matara, porque lo que interesa es salvar la jerarquía, el sentido que genera una parte de personas de gran sensibilidad, disciplina y cultura y una masa de tarados que obedecen o se los apalea. Cuando ya se ha salvado eso, lo que importa, es decir, la seguridad en las rentas de los doctores y su control del Estado se dan por obvios.
______Por eso no es raro que los seguidores de Mockus sean con frecuencia típicos mamertos: antiamericanos, antiliberales, jerárquicos... Se puede decir que ese totalitarismo embrionario, entre Savonarola y Fujimori, es una adaptación de las mismas castas que acompañan todas las modas castristas que «recorren» periódicamente a Colombia. Esta vez con la excusa de la anticorrupción y del civismo dirigido se pretende salvar el orden viejo. Como si la caída del comunismo y el desprestigio de la guerrilla forzaran una puesta al día de los propósitos lampedusianos, valga la redundancia.
______Lo de la reparación de los homicidas suena a broma, ¿no existe una parte civil en todos los procesos penales? ¿Qué reparación va a ofrecer un indigente? Pero sobre todo ¿es el problema la dureza o la calidad de las penas? Lo que hasta ahora pensábamos es que las leyes no llegan a aplicarse, no porque no sean aceptadas, que no cuesta tanto, sino porque el aparato de seguridad no funciona.
______La aceptación de reglas legales compartidas y no un tinglado de microacuerdos es lo que convierte en sostenible la política de seguridad.
______¿A qué tinglado de microacuerdos se refiere? ¿Es que la delincuencia viene de la no aceptación de las reglas legales? Lo que debe ocurrir con las leyes no es que se las acepte sino que el Estado cumpla su función y las aplique. Pero, ya se ha dicho, el candidato guía al país, no tiene tiempo de preocuparse por dirigir el Estado.
______Movilización por la productividad. Desde las unidades de convivencia más pequeñas, las familias, hasta las unidades de convivencia más grandes, las regiones, se clarifica el propósito de aumentar la productividad. Mientras un trabajador por hora produzca en promedio 10 veces menos valor agregado que uno europeo, vivirá aproximadamente 10 veces peor. Cada familia, cada región pueden optar por hacer rendir mejor el tiempo, hacer más con menos, aplicarle inteligencia, conocimiento e innovación al logro de sus metas. Maestros, padres y empresarios pueden cooperar dramáticamente por una educación para la competitividad.
______¡Dios Santo! ¿Ése es el programa de los primeros cien días? Yo creo que los partidarios de Mockus deberían ir pensando en el candidato por el que van a votar, porque este hombre es aspirante a maestro de la patria y lo que se pretende elegir es un presidente. ¿Cuáles son las medidas que tomará los primeros cien días? ¿Va el presidente y le dice a la gente «Trabajen más y mejor»? Ni Mao Zedong habría pretendido tanto. ¿Dónde está la empresa que se niega a aplicar conocimiento y necesita que el gobernante se lo recomiende? Me divierte mucho la fama de honrado de Mockus y de sus seguidores: ¿cuántos simposios, informes, congresos, cursos y estudios de productividad no ha hecho la Universidad Nacional? ¿Cómo explicar que desde el punto de vista de la productividad del país esas buenas intenciones son más nocivas que la misma corrupción, casi tanto como el sindicalismo estatal?
______Sigue sin entenderse cuál es para este hombre el límite de la acción del Estado. Es decir, el papel del gobernante. La idea de que la productividad se va a aumentar con sus prédicas realmente demuestra hasta qué punto la universidad es el mayor centro de parasitismo de la sociedad.
_______A los 100 días debe notarse ya que las políticas educativas y de desarrollo económico se han reorientado en la dirección de ciencia, tecnología, innovación y promoción de empresas de base tecnológica. Incluye reforzar las ciencias básicas, el inglés como segunda lengua y el aumento de las capacidades de crear y administrar empresas.
______Hay que prestar atención al conjunto de la frase: las empresas nacerán de la educación, pues las capacidades de la gente habrán aumentado gracias a la reorientación de las políticas educativas hacia la ciencia. ¿Cómo hay que explicar que el problema es que es complicadísimo crear empresas por la multitud de frenos burocráticos, de peajes disfrazados de trámites que la clase de los empleados estatales pone al que quiera trabajar? Si la gente necesita aprender a administrar empresas, sin duda pagará por la instrucción o contratará administradores formados, pero lo que no tiene es facilidad para crear esas empresas. ¿No sería más razonable crear una ventanilla única a la que acudiera el interesado y se le ayudara a reducir o simplificar los trámites?
______Es perder el tiempo, ¿cómo explicar los frenos al empleo que derivan de la parafiscalidad? ¿Y de los impuestos que son altísimos para las empresas y casi inexistentes para los educadores de la ciencia, como los profesores de la Nacional y gente afín que rodean a Mockus? ¿Para qué recordar que el flamante sueño de desarrollo tecnológico sólo es la excusa para crear puestos estatales bien pagados para que los sabios guíen al pueblo y le enseñen a crear empresas que ellos desde luego nunca crearían? Cuando se escarba un poco detrás de cualquier pedagogía que no parte del ejemplo sino del mando siempre se encuentra sólo afán de dominación. Los que quieran enseñar a crear empresas, como los que tienen el truco para ganarse la lotería, deben empezar creándolas. ¿O alguien se imagina a Mockus madrugando a abrir el «chuzo»?
______La sociedad comprende mejor por qué fiscos saludables permiten combinar crecimiento económico con políticas sociales sostenibles. Los congresistas del Partido Visionario logran con ello un gran éxito pedagógico. Se fijan públicamente metas de mejoramiento del recaudo de ingresos tributarios mediante cultura tributaria, y se presenta y discute un proyecto de reforma tributaria integral con parámetros condicionados al comportamiento del recaudo, con el objeto de fortalecer la presión social contra la evasión. Se fortalece la capacidad fiscal e institucional de las regiones. Hay más y mejor rendición de cuentas y aumenta la confianza ciudadana en el buen uso de lo tributado.
______Ya casi me aburre comentar lo vacío de las propuestas. Obviamente todo el mundo sabe que «fiscos saludables permiten combinar crecimiento económico con políticas sociales sostenibles», lo que hace falta no es pedagogía sino política tributaria, por ejemplo impuestos sobre la renta de las personas y sobre el consumo. ¿Qué haría en realidad el candidato Mockus con los impuestos, a quién se los cobraría? Teniendo en cuenta el sueño de dar puestos a sus amigos doctores, mucho me temo que se seguiría con el esquema esclavista de siempre: que paguen los que trabajan, que los pedagogos ya han estado muchos años estudiando y no van a tener que devolver al Estado sus rentas.
______Movilización por la legalidad. En seguridad, hay que construir sobre lo construido. Sacar adelante, con saldo pedagógico positivo para toda la sociedad, el proceso de desmantelamiento del paramilitarismo. Pero también hay que discutir públicamente las agendas y las ideas de los grupos armados ilegales para facilitar su integración a la vida democrática. Condenar radicalmente sus crímenes no debe impedir reconocer sus buenas ideas.
______En medio de tanta vaguedad no se reconoce ninguna línea de actuación respecto a la guerrilla. Sin duda se improvisaría según las alianzas y apoyos del presidente, aunque lo de las «buenas ideas» es para echarse a temblar. Es típico de políticos «laputianos» (de «Laputa», la isla flotante del tercer libro del Gulliver) soñar con que no tendrán que hacer frente a problemas como ése, cuando es tan agradable el zen tropical. Puede incluso que Mockus termine integrado en un vasto frente de izquierda en el que ya están los que no condenan ni siquiera los secuestros: tan minoritaria es la ilusión pedagógica.
______Se inicia un proceso de «legalización de Colombia» que incluye a todos los sectores, poblaciones y regiones. Se empieza a comprender que las vidas que se pierden por narcotráfico y otras ilegalidades son el insumo más costoso de la economía ilegal. Familias y Justicia conforman la alianza decisiva. Las familias se asumen como la principal fuente de autorregulación y transformación de comportamientos en lo cotidiano. Y la Justicia es objeto prioritario de mejoras en materia de gestión pública y de buen servicio al ciudadano.
______Cuando no son declaraciones de intenciones generales y vagas, que podrían suscribir todos los candidatos, como las mejoras de gestión en la justicia, las propuestas de Mockus tendrían interés como parte de un movimiento espiritual ajeno al Estado. Tengo que repetir lo de antes: vamos a decir a todas las familias que «las vidas que se pierden por narcotráfico y otras ilegalidades son el insumo más costoso de la economía ilegal», no hay nada condenable en eso. Pero antes tenemos que resolver a quién ponemos de presidente.

3.28.2006

La democracia según Semana

Tan inspirador fue el título del publirreportaje sobre Carlos Gaviria que publicó Semana, que no se me ocurre casi cambiarlo, de lo perfecto que viene al caso.

Lo que más me gusta de encontrar cinco patas al gato (algunos las tienen, de verdad), es cuando uso las propias palabras del cuestionado del caso para sacarlo del agua, por aquello de que el pez muere por la boca. Cuando a Carlos Gaviria le piden que defina su posición y su actitud, no tiene ningún miramiento para declarar que su visión cíclica sobre la civilización moderna está basada en Oswald Spengler, lo cual no deja nada claro si finalmente es Gaviria el representante del movimiento "buenazos al poder", o un nostálgico del autoritarismo, o más bien siguiendo el espíritu de su libro favorito, un amante de las vueltas.

Y yo sí creo que tal como representa "La Decadencia de Occidente", a Gaviria le gusta la teoría del péndulo, pues ni más ni menos, ésta sería la teoría que le daría el poder en las próximas elecciones. Si el país pasó de la mojigatería pastranista del pacifismo a toda costa, hacia el "autoritarismo guerrerista" de Uribe, no queda más que volver al punto de partida, y quién mejor que Carlos Gaviria para desempolvar el manual del arrodillamiento profariano, que apenas tras cuatro años de acumulación de polvo ya parece lo suficientemente añejo como para reinvindicarlo para demostrarnos lo indemostrable: la negociación claudicante del Caguán, que puede volver a la luz así como la cortina de hierro y la guerra fría se están reeditando en Latinoamérica 17 años después de muertas y sepultadas.

A Carlos Gaviria no le tiembla el pulso para señalar el monstruo que hay que acabar: el capitalismo. Como la generación de riquezas no garantiza la felicidad colectiva, lo mejor es suprimir la economía de mercado, y así nos convertimos en una nación de infelices donde al menos la justicia igualitaria nos aplacará la indignación por las diferencias sociales:

Carlos Gaviria: "El Polo es Democrático porque está jugando en las reglas de la democracia y porque acudió a ellas incluso para escoger su candidato. Y realmente es alternativo, porque se llama así a una solución, a una postura, a una actitud en contra de lo predominante. Y lo predominante hoy es la economía de mercado, la restricción de las libertades y el autoritarismo. Lo predominante es todo aquello para lo cual se presenta una alternativa."

Es decir, que el Polo es democrático porque sigue las reglas de la democracia (bueno, Hitler también las siguió para ascender al poder, al igual que Chávez), con lo cual queda demostrada esa afirmación tan gavirista (por lo retórica y nada concluyente). Es alternativo porque se opone al consenso mayoritario (lo cual para cualquier antidemócrata viene a ser de mal gusto), y finalmente, lo mejor, lo más bello del discurso gavirista, es que este consenso mayoritario (en Colombia y el resto del mundo) es maldito, merece acabar. Porque es el consenso del libre mercado como apuesta de desarrollo, y el papel clarísimo de Gaviria es ofrecer una alternativa, un "antimercado anticapitalista": la antítesis de lo que Gaviria "denuncia", eso es lo que nos trae a la mesa. ¿Quedó más claro? ¡Es que ni escribiéndolo yo, que para eso Gaviria abrió su barba sanicolesana y dejó salir esas palabras, una por una, para plasmarlas en una pared del Museo del Horror que viene a ser Colombia cada vez que un "catedrático" "intelectual" de este calibre regala sus opiniones a los medios.

Prosigue Gaviria ante la pregunta "¿Y qué tan demócrata es Carlos Gaviria?", con una respuesta que ya suena a burla hacia el entrevistador: "Por supuesto que mucho. Soy un demócrata".

En fin, que el declarado parlamentarista se lamenta porque la democracia colombiana no es ejercida en beneficio de las mayorías que eligen a sus gobernantes. Eso será muy cierto, pero, ¿no olvida Carlos Gaviria que precisamente esas mayorías tampoco elegirían acabar con la economía de mercado? Incluso en la cubanizada Venezuela la mayoría de los venezolanos, en medio de su modorra, prefieren la economía de mercado y rechazarían el socialismo como sistema de gobierno. Otra cosa es que por aquello del "no, no puede ser, éllos no serían capaces", permanezcan impávidos ante el golazo que les está metiendo su presidente año tras año, durante siete años y aumentando la cuenta.

En fin, que esa solución parlamentaria de Gaviria, donde un parlamento elige al presidente, y no el pueblo, es la solución para acabar con el abuso del poder en una sola figura. ¡Pues la solución será que no el pueblo, sino unos políticos, siempre corrompidos en su mayoría, elijan directamente a quien nos va a dirigir! Carlos Gaviria es la solución al TLC, que como todo tratado, ¡se atrevió a perjudicarnos en alguna medida, y Gaviria trabajará para "pulirlo" dejándolo en una relación de ganancia absoluta para Colombia! ¿Alguien había dicho alguna vez que los anticapitalistas eran buenos negociantes? A mí me parecen más bien charlatanes que quieren vendernos algún mugre en frasco, y nos prometen que sirve para todo, que cura todo, que de todos modos es barato, y no tiene ninguna contraindicación médica. ¿Si las medicinas desarrolladas por laboratorios y personal altamente especializado tienen algún pero, cómo no va a tenerlo alguna bazofia de estafador, que denigra de la imperfecta medicina para vendernos la cura milagrosa en su lugar? Bueno, para algo tenía que servir la rabiosa campaña anti-TLC que durante meses convirtió un apoyo masivo en un rechazo mayoritario.

Bueno, dejemos por un momento el discurso ideológico, y vamos a lo concreto: cómo gobernaría Carlos Gaviria.

"Semana. A algunos gobiernos de izquierda se les tilda de populistas...

Carlos Gaviria. Yo traigo propuestas concretas. Le diré sólo cuatro: Derogación de la flexibilización laboral, permitir que en dos años haya cobertura social de salud con equidad, convocar a consulta popular para el TLC y servicios públicos para las personas de menores recursos".


Vuelve el pez a morir por la boca. ¿Qué tan concreto sería abolir la flexibilización laboral? Sería tan concreto como decretar la inamovilidad laboral (tiemblen empresas poco rentables), o el aumento de los beneficios laborales (tiemblen desempleados, que si hoy es difícil conseguir empleo, con Gaviria será casi imposible).

En cuanto a eso de "cobertura social de salud con equidad", yo creo que Gaviria se emborrachó tanto con las palabras mágicas de todo populista, que ya ni supo lo que decía. ¿Qué es una cobertura social en salud, y por consiguiente, una cobertura no social en salud? ¿Qué es una cobertura con equidad, y por lo tanto, una sin equidad? No lo explica, no, el candidato del "yo soy muy claro".

Perdón, sí lo trata de explicar un poco:

"Semana. ¿Y cómo hace la gente para saber que no son propuestas populistas?

Carlos Gaviria. La flexibilización laboral por filosofía es incompatible con el Estado social de derecho porque parte de la idea de que para generar empleo hay que deteriorar el salario de los empleados. El hilo conductor para la eliminación de la pobreza es el empleo. No hay que verlo sólo como estímulo a la producción. Que todos tengan un ingreso derivado de un trabajo digno. Y en segundo lugar, la tributación también debe verse como generador de empleo.
"

Sí, tal como lo dijo, más claro no canta un gallo: el "Estado social de derecho", tan cacareado por el bando que Gaviria representa, está en contra de facilitar la contratación y despido de personal. Para este bando, más vale defender los derechos de los ya empleados (qué raro, los sindicatos, constituidos 100% por ya empleados, promulgaron la creacion de este Estado social de derecho), que darle una oportunidad a los millones de desempleados y subempleados de conseguir algo mejor que lo que ya tienen: nada o casi nada. Así como Gaviria cree que la flexibilización laboral aumenta el empleo deteriorando el salario de los ya trabajadores, bien se podría creer que su propuesta no tiene ni base ni asiento, pues el empleo no se crea por decreto, ni tampoco con esas desgastadas y fracasadas políticas keynesianas de estimular la producción mediante el disparo del gasto público por contratación masiva. Y la tributación... ¡ay, la tributación! ¿Quiénes decían que Gaviria es claro en lo que dice, cuando realmente va a tocar un tema vital?

Y lo dicho, Navarro es todo un demócrata moderado y sensato al lado de Gaviria. ¿Alguna duda? Nada más con leer esto se aclaran todas:

"Semana. Esas son propuestas que había hecho Navarro.

Carlos Gaviria. Con Navarro es más lo que nos une, aunque tenemos dos diferencias claras. La primera, que yo soy más crítico frente a la seguridad democrática y no me gustan los informantes ni los policías campesinos. Y en economía, es más fuerte mi propuesta de que el Estado recupere la dirección de la economía para evitar el efecto negativo que viene produciendo.
"

Es decir, a Gaviria le gusta menos lo que Uribe ha hecho contra la guerrilla (precisamente, el punto en que más aprobación ha obtenido el presidente de la opinión pública), no le gustan los soldados campesinos (¿por qué?) que tanto han ayudado a controlar el dominio territorial de las FARC, y su solución para desarrollar el país es inyectarle una sobredosis de intervencionitis estatal, al mejor estilo setentero, reeditado y repotenciado con nefastos resultados por el vecino de la boina roja. ¡Y es que hasta hay gente insolente que se atreve a decir que Gaviria es sabio!

Para terminar la primera parte de este bochornoso panfleto semanista, Gaviria cierra con broche de oro su entrevista:

"Semana. Pero la gente parece percibir una mejora en la economía.

Carlos Gaviria. Eso es lo que creen las encuestas, pero si la gente que no gusta ni está beneficiada con las propuestas del modelo del presidente Uribe sale a votar, llegamos a segunda vuelta.

Semana. ¿Eso significa que usted le jalaría al acuerdo con el liberalismo para derrotar al presidente?

Carlos Gaviria. Yo prefiero ponerlo más en términos programáticos y le reitero que si la gente sale a votar vamos a segunda vuelta. Y si vamos a segunda vuelta podemos dar la sorpresa."


Gaviria cree que todo es cuestión de que los pobres voten por él, que les va a garantizar la imposibilidad de conseguir un empleo, y sobre todo si el precio de su "pulcritud política" es aliarse ni más ni menos que con el archicorrupto Partido Liberal.

Pero no nos asustemos, que Helena Alviar nos dice que Gaviria no es tan radical como parece.

Para esta señora, no es que Gaviria sea radical. ¡Es que el resto es tan "derechista", que un moderadísimo Gaviria parece extremista! El show continúa...

Por respeto al lector no gastaré más tiempo analizando el palabrerío discursivo de esta columnista tan dignamente semanista. Sólo basta con referirlos a la vieja retórica mamerta y ultramamerta de la reivindicación de la izquierda como fuerza que busca la predominancia de la redistribución de la riqueza (la ajena, claro, no la de ellos), por encima de la generación de riqueza y aumento de las oportunidades para todos.

Bastaría con recordarle a esta señora que la democracia no se impone a grito ni orden, tal como la ONIC hizo cuando ordenó a las comunidades indígenas colombianas no votar por Antanas Mockus sino por Carlos Gaviria (¿y dónde está la libertad de elección personal?).

El problema no es que algunos grupos sectarios y radicales apoyen a cierto candidato, sino que cierto candidato sea condescendiente con el discurso sectario y radical de dichos grupos. ¿O qué nos propone Gaviria cuando nos ofrece una negociación de paz con las FARC sin presión militar de por medio? ¿Es que alguien todavía, después de la amarga experiencia del Caguán, tiene alguna duda de lo que eso significaría? En fin, que mientras más miembros de "centros de pensamiento sociopolítico" opinan en este país, más ganas dan de irse a la plaza de mercado y no limitarse a hacer compras, sino a preguntarle a los vendedores cómo va la familia. ¡Es que para conversaciones profundas e inteligentes con gentecita semanista, mejor saber en cuánto amaneció el kilo de alcachofas!

3.23.2006

¡Haga su aporte para la guerra civil que viene!

Todos los aficionados al cine clásico recordarán esa escena de los hermanos Marx en que Groucho va con su camisón y su gorro de dormir y ante un arco de una pared se encuentra a una figura idéntica y empieza a preguntarse si está ante un espejo y a comprobar que el «reflejo» hace lo mismo que él. Todos los espectadores saben que es un impostor, pero el gag funciona si ese impostor se mantiene en su papel.

División del trabajo

______Es exactamente lo que pasa con los partidarios del candidato Carlos Gaviria, que todo el que no esté ofuscado sabe que son lo mismo que las FARC, pero ellos se sentirían muy degradados en su rango social si llegaran a admitirlo. Las FARC son la entidad selvática en que se ocupan niños desdentados y gentecita bastante fea, ellos son todos cultísimos y refinadísimos y obviamente no participan en ninguno de los hechos punibles de las FARC. Ocurre al igual que en todas las demás industrias cárnicas de categoría, que en las oficinas no se ve ni rastro de la actividad principal, cosa que se deja a la planta de producción, sino gente muy bien vestida y ocupada en hacer cuentas y redactar cartas. Claro, también en seducir a la secretaria y en buscar algún ascenso.
______Al igual que ocurre con el horóscopo, que nadie ha propuesto el exterminio de los de Piscis, a los empleados de las industrias cárnicas no los miran con asco ni los vegetarianos. La mayoría de la sociedad admite que se coma carne y se mate animales para obtenerla y para eso tiene que haber gente que administre el negocio. Un gerente es un gerente, nadie anda pensando de dónde salen sus rentas, salvo que vayan a ocasionar un problema legal.

Iguales pero diferentes: los estratos colombianos

______Del mismo modo, nadie se preocupa de que todas las propuestas y todo el programa y todos los amores y odios de la llamada «izquierda democrática» sean idénticos a los de las FARC: son unos políticos muy cultos, muy elegantes, muy bien relacionados. En realidad son más representativos de Colombia que sus rivales en lo que el país tiene de distinto a los países plenamente humanizados, y su forma de obrar tiene más arraigo en la tradición que la de los demás partidos.
______Por todo eso ponerse a explicar otra vez que se trata del mismo proyecto político, que dicen ya no tener nexos orgánicos con los asesinos de las selvas pero en absoluto los condenan, que comparten el mismo odio por EE UU y la misma lealtad por el régimen cubano... es un poco como la reacción de esas personas de antes que en la oscuridad de la sala de cine se olvidaban de que sólo había allá una tela blanca y unas luces que se reproducían en ella, y le gritaban a Groucho que no era un espejo sino el impostor.
______Pero como en Colombia los medios de comunicación están en manos de los grandes promotores de ese proyecto, uno tiene que ponerse a contar de nuevo a los espectadores que no es que Groucho se hubiera vuelto loco, sino que se había encontrado con un impostor. Para eso abrí brevemente el «blog» de Carlos Gaviria y me encontré con esta belleza de fragmento:

______ [Una alternativa de izquierda democrática] Significa reconocer la existencia en el país de un conflicto social y armado interno; entender la paz como un valor que va más a allá de la superación del conflicto; establecer formas y métodos sociales de diálogo y concertación; proponer una política integral de paz que incluya solución a las causas económicas, sociales y políticas más profundas del conflicto, negociación política con las organizaciones armadas y plena vigencia del Estado Social de Derecho.

______Uf, es inevitable que esto se alargue, y los que no quieren leer textos largos no sólo deberían renunciar a leer este post sino a abrir País Bizarro. En realidad, mi capacidad de análisis es limitadísima, de otro modo el estudio bacteriológico de ese párrafo daría para un tomo de mil páginas. Primero hay que recordar que «reconocer la existencia de un conflicto social y armado interno» es exactamente la frase que usan las FARC. Bueno, todo el párrafo lo podrían suscribir las FARC. Es que no escribo para demostrar nada, pues todo es obvio, sino para analizar el lenguaje, que es interesantísimo.

Noción de «conflicto»

______Ya he señalado en muchos sitios que el argumento del «conflicto» lo usan los partidarios de la guerrilla para legitimar que la sociedad se rinda a ellos. El gobierno, según Carlos Gaviria, tiene la culpa de la masacre de 29 soldados en La Macarena en diciembre de 2005 por no reconocer que hay un conflicto. Claro, hay un conflicto. El conflicto está presente en todas partes, tal vez sea un rasgo de la materia. Entre la hoja que corta el escroto del policía y la resistencia que ofrece la carne hay un conflicto.
______Pero cuando el gobierno no admite que haya un «conflicto armado», es decir, una guerra civil en que ambos bandos tienen igual legitimidad, sólo pretende desarmar uno de los típicos recursos retóricos de estos criminales: la pretensión de que secuestrar gente es igual que impedir que se la secuestre. Hay un conflicto, luego hay que negociar. Pero si las FARC cometen una masacre espantosa, las mismas personas señalan: «¿Ven? Y Uribe diciendo que no hay conflicto».

Matando se gana el derecho a mandar

______El sentido de todo eso es pleno, y tal como se da no produce ninguna inquietud, el problema es la incapacidad de los demás colombianos para oponerse a esa retórica: «pueden matar, luego tienen derecho a gobernar». ¡Claro, si alguien, por ejemplo el gobierno, intenta impedir que lo hagan, entonces se lo acusa de estar gastando los recursos en la guerra! ¿Nadie ha oído ese argumento? ¿Cuántas veces hay que decir que los que asesinaron a unos campesinos en el Huila por coger un bus son personas mucho más respetables que quienes propagan esa retórica? Si no se puede ver eso, debería haber alguna instancia religiosa o moral que permitiera al dubitativo preguntarse «Qué me pasa».

Lo social y lo armado

______Pero el conflicto es «social y armado». Uno se pasa la vida echando perlas a los cerdos, porque como las palabras son gratis y la rentabilidad no se les ve por ninguna parte, sencillamente algo como eso no interesa a nadie. Pero aun las personas mejor intencionadas se encuentran con ese poder de las palabras que las deja indefensas. ¿Qué es esa adición entre «social» y «armado»? ¿No es un disparate? Con esa espeluznante adición se pretende legitimar a la guerrilla como expresión de un problema de pobreza de los campesinos.

Representación por cuenta propia

______Se vuelve siempre a lo mismo: ¿es la guerrilla la expresión de una revuelta campesina que pretende cambiar algo respecto de la situación de los pobres? Uf.... es que la sociedad colombiana ya renunció a entender nada y se aferra a cualquier forma de sobrevivir. ¿Cómo es que los campesinos no eligen masiva y libremente a los candidatos de la «izquierda democrática». ¿Es que es una revuelta de unos pocos campesinos? ¿Cómo es que las aspiraciones de la guerrilla son de cambiar el orden legal de todo el país y no simplemente remediar el problema de esos campesinos?
______Ciertamente hay un conflicto social, pero la forma en que esos conflictos siempre se han resuelto es precisamente por la representación de los ciudadanos en las urnas. Y las guerrillas en absoluto son representativas de los campesinos pobres sino de castas urbanas que precisamente oprimen y masacran a los campesinos pobres. La mentira de la representatividad de la guerrilla es la negación directa de las urnas y de su legitimidad. Si unos asesinos gracias a la eficacia de sus armas consiguen imponer alguna reforma que se considera justa, sencillamente se está negando la democracia.

El conflicto es político

______Para el caso el conflicto es social y armado, pero por otro lado siempre se oye que es político. Y todo lo político es simplemente esto: las guerrillas pretenden implantar un régimen como el cubano porque la universidad en que nacieron necesita una jerarquía social congelada —como en Cuba, en China y como lo era en la antigua URSS— y un país aislado en el que el viejo orden no esté amenazado por las influencias extranjeras.
______El conflicto es político y sólo plantea que se respetan las urnas y todo el mundo es igual ante la ley, o que haya unos que tienen derechos especiales gracias a la fuerza de unas tropas de asesinos de probada eficacia. Pero ¿por qué tengo que explicar eso? ¿No es más que obvio que quienes pretenden esa negociación son los que pretenden asegurar esos derechos? Es verdad que los medios en Colombia confunden a la gente, pero creo que hasta un niño entiende eso.

Los pobres deberían querer más pobreza

______Es decir, la alternativa de la «izquierda democrática» consiste en negar las urnas, una excepción colombiana, y en adjudicarse una representación de los pobres por encima de la propia voluntad de esos pobres. ¿Qué va a importar que sus recetas empobrezcan aún más a la gente, al nivel de las hambrunas norcoreanas o de los dos dólares mensuales de los negros cubanos? Como se llaman de izquierda son los justos y esa categoría es un estrato superior. Todo el que lo ponga en duda es un igualado sin modales.
______A la perversa adición de «social» y «armado», que convierte el secuestro en argumento reivindicativo lícito y el intento de impedirlo en represión contra los pobres, se suma la increíble propuesta de todo lo que ha producido la peor miseria y la peor opresión en el siglo pasado. ¿Las FARC? ¿La «izquierda democrática»? ¡Cuánto descaro!

La paz dadivosa

______Pero es que después se habla de «entender la paz como un valor que va más allá de la superación del conflicto». Es decir, que no basta con que no se mate ni se secuestre gente, sino que la paz consiste en que todos vivan bien y tengan sueldos justos y sean respetados. Es muy interesante porque el proyecto de paz supone un orden social distinto. ¿Qué te va a importar que te maten o te dejen de matar si lo que se está planteando es el paraíso?
______La paz de que habla el ex magistrado es la implantación del orden guerrillero. La única paz que se concibe en nuestra lengua es la ausencia de guerra. Hablar de «paz, pero con justicia social» es llamar a matar gente. La forma en que Gaviria entiende la paz sólo es así: más poder para él y su camarilla. No la simple superación del conflicto, sino más allá. Porque si lo que se dice es «Queremos paz, salud, alegría, sabiduría, disfrute, fraternidad, esplendor, amor», ¿por qué incluirlo todo dentro de la «paz»? ¿Se entiende la amenaza tácita?

El diálogo con representación selecta

______De modo que ya tenemos un conflicto social por encima de los sujetos sociales que lo viven (en realidad los campesinos son pobres sobre todo a causa de la guerrilla, de las ambiciones de los parásitos urbanos) y una paz que es más que paz. Para que el que quiera descubra de qué manera el crimen sólo es el producto de la corrupción del lenguaje. No es que Gaviria sea afín a las FARC, sino que las FARC existen como resultado de esa retórica que él promueve, y que es más vieja que la guerrilla, obviamente.
______Lo siguiente también debe ir quedando claro para todo el mundo: «establecer formas y métodos sociales de diálogo y concertación». Esto consiste en las formas especiales de representación que tan bien explota la «izquierda democrática»: a los negros los representa la organización de negritudes, a las mujeres la organización de mujeres, a los chocoanos la organización de la sociedad civil chocoana... Después las tres cosas son una misma persona, y lo que se pretende, y casi siempre se logra, es escamotear la representación formal de la democracia.

¿Cómo pudo haber comunismo?

______Siempre hay que volver a explicar lo elemental: el comunismo es una forma de esclavitud que no se podría proponer a los suizos o a los estadounidenses del norte porque automáticamente lo rechazarían. Sólo tuvo éxito donde el recuerdo de la esclavitud estaba cercano, donde había señores y siervos, como en Rusia, esclavos, como en Cuba, mandarines y pueblo raso, como en China. En Colombia hay doctores, y los métodos sociales de diálogo y concertación quieren decir que a la gente la representa alguien distinto del que se elige libremente en una cajita con un voto secreto. ¿Quién la va a representar? El que la domina.

Educación y salud

______Alguna vez tendré tiempo para explicar de qué manera la insistencia totalitaria en la educación y la salud sólo corresponde a que son bienes que sirven para dominar a la gente. También se podría decir «techo y comida», pero ¿por qué no placer, vestido, comprensión? La educación y la salud son el precio de la libertad, y no son concebibles sin ésta. ¿O es que tienen mejor educación o mejor salud los cubanos que los puertorriqueños, para hablar de gente que era mucho más pobre cuando subió el sátrapa? Fíjense, ya van tres falacias, pero la siguiente es más gruesa:
Claro, las causas objetivas de la violencia

______«... proponer una política integral de paz que incluya solución a las causas económicas, sociales y políticas más profundas del conflicto». ¿De modo que las causas económicas no son los recursos soviéticos y cubanos, y después del secuestro y el narcotráfico? Yo he oído muchas veces que la gente se mete a la guerrilla porque le dan un sueldo. Pero ¿es que alguien trabajaría en alguna parte si por delinquir impunemente le pagan varias veces más? «Remedie la pobreza y no habrá guerrillas», es la frase típica de los necios: ¿cómo se va a remediar la pobreza si la mayor parte del presupuesto estatal se va en pagar a unos parásitos que son precisamente la clientela de la guerrilla?

Cómplices por desatención

______Las causas del conflicto sólo son que el viejo orden social colombiano —y latinoamericano— no puede soportar una sociedad democrática y liberal y pretende volver mediante el terror a la situación anterior. Pero eso es como decir que la cirrosis es tal y tal proceso en el hígado y no el resultado de ingerir alcohol. El problema político que está detrás de la guerrilla es la falta de civismo, pues si mañana la gente mirara con asco a los falsarios que difunden la propaganda terrorista y cobran descaradamente las masacres, hace tiempo que no habría «conflicto».

Otra magia con las palabras

______La causa del conflicto es que los que leen la prensa son ideológica y socialmente afines a Carlos Gaviria y los demás no se sienten ciudadanos con derechos: a fin de cuentas el Estado sigue en manos de los primeros. En donde sí se manifiesta la identificación de los demás en la elección de los nombres de sus hijos: en medio de su torpeza lo que expresan con los nombres inventados es que quieren ser «gringos», ni esclavos ni imitadores de los votantes de Carlos Gaviria. La «utopía» de los pobres es limpiarse lo colombiano, porque para ellos no es más que esclavitud. Y algún día comprenderán que no hay magia para mejorar las cosas, sino un esfuerzo continuado de autosuperación.

¿Cuadratura del círculo?

______Perdón, la verdadera perla es la última frase del párrafo extractado: «... negociación política con las organizaciones armadas y plena vigencia del Estado Social de Derecho». ¿No les recuerda al típico tinterillo que sabe redactar el memorial según el cual todo va a salir perfecto y se va a justificar aquello para lo que lo contraten? Bueno, ¿cómo va a haber plena vigencia del Estado de Derecho si hay negociación política con las organizaciones armadas? Para eso es Carlos Gaviria un «jurista» prestigioso: como de lo que se trata es de legitimar la esclavitud, el problema que se podría presentar es en la asignación de nombres a la nueva situación de abolición de la democracia. ¡Se llamará democracia!

Uribe quiere negociar

______Hay personas —un servidor incluido— que se oponen rotundamente a cualquier tipo de negociación política con los terroristas: no es el caso del gobierno de Uribe, no tanto por culpa suya cuanto por la falta de apoyo ciudadano. ¿Cómo es que las FARC no quieren negociar con Uribe? Claro: quieren ventajas militares. ¿Qué creen que pasaría si saliera elegido un candidato que sí les despejara dos departamentos, uno fronterizo?

Esperanzas de redención

______Uno pregunta eso a las personas que no van a votar por Carlos Gaviria. Los que sí van a votar lo saben muy bien, pero es lo que quieren: esperan que la escalada de masacres termine debilitando la voluntad del Estado y se termine entregando al poder. Eso no es tan descabellado como piensa mucha gente. Si un ex presidente de la Corte Constitucional es candidato del partido que lleva ochenta años tratando de imponer un régimen totalitario, ¿cómo no esperar que haya militares traidores? De hecho, la mayoría de los funcionarios estatales votarán por Carlos Gaviria.

Cuentas galanas

______Bueno: ceder a negociar con las condiciones de las FARC sería sólo escalar la guerra, y ahí sí los votantes de Gaviria pecan de incautos. Un aumento de la presión «militar» de las FARC alentaría a cualquier golpista, a cualquier paramilitar, a cualquier aventurero que resolvería el problemita guerrillero a la manera de Suharto. A la de Pinochet definitivamente no: con todo, Chile en 1973 era mucho más civilizado que Colombia en 2006 y la amenaza de toma del poder por los revolucionarios era mucho menor, de modo que unos pocos miles de muertos no cambiarían nada.

El conflicto sólo es negociación

______Es que la guerrilla en cierta medida es una cosa sencilla y fácil. ¿Han ganado grandes batallas con el ejército colombiano? Nunca, y conste que ese ejército está formado por soldados que lo que quieren es salvar el pellejo a toda costa. ¿Cómo han conseguido las FARC extenderse a casi todo el país y explotar tan hábilmente sus recursos?
______Gracias a la negociación. Fue la amnistía de Belisario Betancur la que les permitió expandirse por todo el país y reclutar gente tranquilamente. Para negociar sólo tienen que reunirse con el gobierno en una embajada o en un hotel en otro país. Pero lo que esperan de la negociación, de un triunfo de Serpa con respaldo comunista, es escalar la guerra. Cuentan con vecinos poderosos que los reconocerían y con grandes apoyos en las ciudades, pero sobre todo con una sociedad muy primitiva que no les hará frente. Ni siquiera el terrible gobierno de Uribe, ni los políticos que lo apoyan, son capaces de decir nada cuando la primera revista del país publica un publirreportaje elogioso sobre el jefe narcoterrorista.

El triunfo de los extremistas en el PDA

______De modo que todo el mundo debería hacerse consciente de lo que viene: el columnista D’Artagnan señalaba que el ascenso de los radicales del PDA tenía que ver con los recursos de Chávez. Eso es innegable, pero también hay que recordar la recuperación de esperanzas que fue la masacre de soldados del 29 de diciembre. Fueron esas cosas las que determinaron el ascenso de Carlos Gaviria, y con el apoyo de los medios, que a toda costa ocultan a Gloria Cuartas y a Carlos Lozano, podrían dar una votación considerable a ese candidato.

Legitimar masacres

______Votación que sería ante todo ánimo a las FARC, que podrían empezar muy pronto a dar muestras de su disgusto por la reelección. Sólo es que una verdadera guerra civil se da cuando hay igualdad en las fuerzas, y esta vez esa igualdad se pone a prueba en las urnas. Lo que la gente vota es el escalamiento del «conflicto» o la negociación del fin de las guerrillas. Y el escalamiento del conflicto sólo dejaría intactos a los partidarios de Gaviria de estrato 7 o más. Los demás estarían amenazados porque precisamente el avance de las FARC legitimaría a cualquier asesino.

Apoyo real a la negociación

______Es decir, una derrota aplastante en las urnas de quienes proponen premiar las masacres convencería a las FARC de sentarse a negociar, cosa que no quieren hacer porque todavía aspiran a tomar el poder a costa de una guerra más sangrienta. Pero esa derrota rotunda es bastante improbable porque quienes protegen a las FARC son los grandes poderes del país: basta con ver el diario artículo de calumnias contra el gobierno o de loas al siniestro tinterillo de las FARC para comprobarlo. Y la gente es demasiado primitiva para obrar con un mínimo de sentido común.

3.16.2006

La ex presidenta de Fecode en el Senado

Valdría la pena detenerse a analizar la trayectoria de los nuevos congresistas, porque quienes explotan la tierra prometida del futuro para vender un mundo mejor, lo cual no les cuesta nada, sobre todo tienen pasado, un pasado que ha determinado muchos de los rasgos de la vida colombiana actual.
______Pongamos el caso de la ex presidenta de Fecode, hoy senadora por el Polo Democrático Alternativo. ¿Cuál es la trayectoria de esta señora? Naturalmente que desea «Una Colombia en la que existan empleo, salud, educación, vivienda, y recreación para todos. En la que la miseria, el hambre y la ignorancia, sean cosa de un remoto pasado». Desear no cuesta nada.

La lucha del magisterio

______Varias personas me aseguran que los simpatizantes de la «izquierda democrática» (¡) son una inmensa mayoría entre los lectores de blogs, y en seguida pienso en lo poco extendida que es la blogosfera colombiana: es evidente que ninguno de esos lectores manda a sus hijos, hermanos, sobrinos primos, vecinos a la escuela pública. Para ser exactos, tampoco los mandan los afiliados de Fecode. Se trata de gente que no tiene experiencias comunes con los pobres colombianos. Eso sí, los aman y les desean lo mejor.
______La votación que obtuvo esa señora tiene relación con los prodigios de la lucha magisterial durante los años noventa, aunque el sindicato de maestros también estuvo dirigido por Tarcisio Mora, otro candidato al Senado que no alcanzó a entrar. ¿Habrá quien recuerde el mes o los dos meses de huelga anual? ¿Y el derecho adquirido, único en el mundo, a cobrar la pensión además del sueldo? ¿Y los sobresueldos por títulos académicos sin ninguna variación en el trabajo? ¿Y la negativa a desplazarse de los maestros a sitios que no les gustaran? ¿Y la violencia con que replicaron los sindicatos a las propuestas de evaluación?

La pedagogía patriótica

______En cuanto dirigente del Partido Comunista de Colombia y columnista habitual del semanario Voz, la señora Ramírez es más hostil al gobierno que a la guerrilla, cosa que en general podría resumir lo que en Colombia se llama «izquierda democrática»: ¿qué van a importar los miles de crímenes en comparación con la alianza con el imperialismo para tratar de impedirlos? Bien: eso es absolutamente accesorio, ni siquiera merece mencionarse.
______Porque las guerrillas en toda su historia no le han hecho a Colombia un daño comparable al de Fecode. Claro, los asesinatos y secuestros afectan mucho más a las víctimas individuales que la deformación moral de millones de personas, pero si hay algo que asegure asesinatos y secuestros durante muchas décadas es el adoctrinamiento para el crimen en que consiste la llamada «edu- cación» en Colombia.
______Sencillamente la gente humilde no accede a empleos bien pagados y ni siquiera mal pagados porque los recursos se van en pagarle a veces hasta 15 salarios mínimos (cuando se acumulan ventajas, pensión, etc.) a unas personas que no van a transmitir ningún conocimiento ni a desarrollar ninguna destreza en los niños, sino a explicar sus ideas políticas. Y la principal de esas ideas es que los recursos surgen de la protesta.

El hedor de la patria

______Es inevitable caer en cierta violencia verbal cuando se piensa en todo eso: el gremio magisterial obtiene recursos de privilegiados gracias a su gran número, a la desgracia que ocasionan en las familias humildes sus huelgas y al descontento contra el gobierno que resulta de eso, al poder de sus dirigentes, que siempre tienen «argumentos» muy eficaces en las negociaciones y por eso llegan al Senado y aun a la Corte Constitucional... ¿De dónde van a salir esos recursos sino de la caja común, es decir, de la plata de los pobres?
______Pues hete aquí que quienes tienen que dar ejemplo a los niños les enseñan a considerarse agraviados por el mundo, por unos enemigos remotos o imaginarios, los gringos, los potentados... ¡pero quienes los agravian son precisamente esos «maestros»! ¿O no se van los recursos en pagar su increíble improductividad? ¿Cómo se explica que la educación en Colombia sea la peor del mundo si se compara la inversión con los resultados?
______¿Qué esperan que surja de ese adoctrinamiento? Si el colombiano corriente está más presto que la gente de otros sitios a atropellar a los demás y a relacionarse con cualquier actividad inicua, como el narcotráfico o las mil modalidades de la «delincuencia co- mún», nadie debe dudar de que la raíz está en las escuelas, verda- deros focos del crimen. En principio el objeto del adoctrinamiento es la creación de carne de cañón para la imposición del gremio magis- terial, lo cual es otra flor de la colombianidad: los niños van a matarse para conseguir que los roben. Pero el eco de toda esa «visión del mundo» se traduce en desmoralización general: el agente del mal de Iowa o Massachusetts fácilmente puede ser reemplazado por el vecino anciano que sale del banco con cien mil pesos.

Efectismos

______Ya he explicado en muchos sitios que la rutina más fastidiosa de la gente estúpida es la declaración sobre la importancia de la educación: es la excusa perfecta para insertarse entre las personas sabias y educadas, y para informar al auditorio de que se ha ido a la universidad. «Aquí me tienes, de estrato 5 y hasta generoso con los de San Victorino.» Si hubiera en esas personas la más remota preocupación por las posibilidades de transmitir conocimientos y fomentar destrezas en los niños para que lleguen a ser autónomos, capaces de ganarse la vida y de interpretar el mundo, bastaría pensar en Fecode para aborrecer a la «izquierda democrática».
______Pero los conmueve más que se les diga que eso es lo mismo que las FARC. ¡Cincuenta años buscando un régimen como el cubano, denunciando el capitalismo, proponiendo abolir la propiedad, descalificando los resultados de las urnas, robando recursos públicos en cantidad mucho mayor de lo que las FARC roban recursos privados, y todavía la torpe mentalidad clasista colombiana sigue dudando de que sean lo mismo! Siempre hay algo, otro colombianismo que lo salva todo: ninguna de esas infamias está en el Código Penal.
______ Si algo me fascinará toda la vida como expresión de la criatura más repulsiva que ha surgido de lo humano es esa incapacidad de asociar al doctor manicurado y perfumado que encarga un corte de franela con el pobre rústico que lo comete. Tal parece que los colombianos dan por sentado que para llegar a ser un doctor así y a calzar unos Sebago hay que jalarle a encargar crímenes, con lo que lo importante es parecer refinado, tomar «leche de la mujer amada» y en lo posible ponerse un Rolex. La iniquidad al colombiano se le supone, como el valor a los toreros.
______De ahí el odio a la guerrilla, a los pobres, exactamente la carne de cañón rural de los dirigentes de Fecode y sobre todo de los intelectuales de la izquierda democrática: son pobres, feos, torpes... El crimen no despierta rechazo entre los colombianos, sino la insolencia de los de estratos bajos.

Las audiencias del Caguán

______Me puse a buscar en google algún artículo de la ex presidenta de Fecode... ¿es que no hay nadie que los lea? ¿Es que sólo leen Voz los afiliados al partido? A mí me impresiona, si ese periódico apareciera regularmente y completo en internet todos leeríamos manifiestos nada velados de apoyo a las FARC, pero por desgracia sólo aparece algún artículo antiguo.
______De modo que encontré esta página, en la que se nos informa de una Audiencia sobre educación en tiempos del Caguán:

«NUESTRO DESAFIO ES CREAR

Importante Audiencia sobre Educación y Paz en el Caguán. Más de un millar de participantes exigieron que continúe el proceso de diálogo.

______El pasado sábado 23 de septiembre se realizó en Villa Nueva Colombia la Audiencia sobre Educación y Paz, que reunió a más de un millar de maestros y estudiantes. La Federación Colombiana de Educadores participó con una importante delegación, encabezada por Gloria Inés Ramírez, su presidenta nacional. Igualmente, asistieron delegaciones de los sindicatos de maestros departa- mentales y varias organizaciones estudiantiles.
______La ponencia central de FECODE, apoyada por el millar de participantes, planteó la necesidad de ampliar la inversión social en un 35 por ciento, la revisión del presupuesto y a declarar la moratoria del da deuda externa. Abogó por parar el proceso de la privatización de la educación pública, la defensa del Fondo Nacional de Prestaciones y nombrar maestros en propiedad para acabar con la interinidad que afecta a cientos de docentes en el país.
______Los participantes, se pronunciaron contra la Reforma Tributaria y el ajuste fiscal, considerados como proyectos nocivos para los trabajadores colombianos. Fustigaron el modelo neoliberal y llamaron a defender el proceso de paz. Los educadores se pronunciaron por la necesidad de seguir el proceso de paz, amenazado por la actitud de los sectores guerreristas que pretenden agudizar la confrontación. El Plan Colombia fue cuestionado a fondo y calificado como de engendro contra los educadores y soporte intervencionista del imperialismo norteamericano.
______La ponencia de las FARC-EP fue bien recibida, porque planteó claras coincidencias con el cúmulo de preocupaciones y exigencias de los maestros y de sus organizaciones. «Hoy escuchamos en Villa Nueva Colombia la voz de los trabajadores de la educación. Sabemos que las mujeres y los hombres presentes en este escenario, representan a centenares de miles de luchadores que jamás se han resignado a cumplir el modesto y bucólico papel de maestros y funcionarios mal pagos por el Estado», dice de entrada el documento de la organización insurgente.
______ «La historia de las luchas populares en Colombia tiene que contar con un capítulo de honor y reconoci- miento, para quienes durante décadas han levantado las banderas de la independencia ideológica, por una educa- ción integral, al servicio de la soberanía, el desarrollo de nuestro pueblo, la justicia social, la democracia política y razonables condiciones de trabajo. El combate perma- nente de los maestros de Colombia para obtener el pago de sus mesadas mensuales o sus prestaciones sociales, hace parte de la antología de la lucha por la dignidad de nuestro pueblo», expresa, valorando el significado de FE- CODE y de los sindicatos departamentales y distritales de maestros.
______«Con ese rumbo bien cabe examinar el estratégico tema de la educación. Las FARC-EP creemos que la construcción de una nueva patria requiere la formación de hombres nuevos, y que en la dialéctica de las luchas sociales, solamente una nueva patria puede garantizar su formación. La solución a todos los problemas que soporta hoy la educación seguramente que vamos a conquistarla sólo cuando sentemos las bases de la nueva sociedad», agrega la ponencia.
______Como remate del documento, las FARC advirtieron de la gravedad de la situación, que tiene en peligro la continuidad de la Mesa de Diálogo: «Aquí estamos las FARC-EP indeclinables en nuestros propósitos. Bajo la amenaza de una inminente agresión. Con la incerti- dumbre de la hora en que comenzarán a caer las bombas. Dispuestos a jugarnos la vida y a luchar otros 36 años si son necesarios. Con la plena disposición a concertar la paz, siempre que esta se entienda como la solución a las verdaderas causas que han originado esta guerra. Por menos no nos transaremos jamás. Una Colombia donde la oposición política no sea exterminada a los tiros, en donde las fuerzas armadas no tengan como enemigo al pueblo, en donde el reparto de la riqueza sea de verdad equitativo, en la que existan empleo, salud, educación, vivienda, y recreación para todos. En la que la miseria, el hambre y la ignorancia, sean cosa de un remoto pasado. En la que los niños tengan de verdad futuro».
______Las cursivas y negritas son mías: ni siquiera importa la absoluta identificación entre el gremio y las guerrillas, sino esas joyas retóricas según las cuales el parar la orgía de asesinatos y secuestros es una agresión contra algo legítimo, o el Plan Colombia es un agravio contra los maestros.
______La moral de los colombianos es tan distraída que tienen que ser los de la «izquierda democrática» los que les recuerden que el conflicto es político. Exactamente: es entre los parásitos herederos de la vieja Colombia y atornillados en el Estado gracias a todo tipo de violencias, de las cuales el narcoterrorismo sólo es la expresión más ruidosa, y la sociedad a la que despojan y que algún día madurará y se dará cuenta del precio de su cobardía, de la esclavitud a la que sigue sometida y de la necesidad de condenar a estos políticos del bando esclavista.
______Porque la única verdadera causa de las masacres que esperan y aun de una verdadera guerra civil que tendría lugar si se baja la guardia es la incapacidad de la mayoría de los colombianos de desautorizar toda la trama criminal, no sólo la que carga sobre sus espaldas el sufrido servicio doméstico rural.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?